Blogia
Qui potest capere, capiat

Un Paso brusco

Un Paso brusco

 

Un paso brusco (2009)

Había una vez un joven que salía de un almacén, estaba absorto mirando su preciosa adquisición, era su primera cajetilla de cigarrillos, ya con 13 años, Alan, llevaba un tiempo planeando esto, estaba un tanto molesto de ser quien los compra a su madre, este día era distinto, los compró para él mismo e ir a fumárselos en la quebrada del cerro que queda bastante cerca de donde vivían, era un lugar perfecto.
Quedó con sus zapatos sucios, los calcetines llenos de polvo y espinas de la maleza seca le hacían daño y las rodillas peladas por andar a gatas por la resbaladiza pendiente, pero eso no le importó al joven Alan, ésta era su venganza por los años que su madre lo mandaba comprar. Luego de tanto buscar el lugar indicado, encontró una choza que había armado unos años atrás con su amigo Alexis, pero que quedó abandonada cuando Alexis se fue a la capital a estudiar violín, perdieron todo tipo de contacto. Ahí Alan, se quedó mirándola, maltrecha, llena de alimañas, un par de cajas de vino y basura “Hm….alguien la debe estar usando, pero yo la construí, es mía” pensó Alan un momento, y luego, se puso a ordenarla, mató un par de arañas, tiró las cajas de vino y unos globos pegajosos que también estaban. Por fin, cuando Alan terminó de limpiarla y restaurarla, se sentó en ella como pudo para no estropearla. Ansioso sacó la cajetilla de su bolsillo y la abrió, le quitó la envoltura de plástico, removió el papel metálico y los vió... quedó maravillado al ver como estaban tan bien puestos para que cupieran los 20, con mucha delicadeza sacó uno y guardó la cajetilla en el bolsillo de sus camisa, tal cual vió como lo hacían los grandes. Alan examinó el cigarrillo meticulosamente, luego se lo puso en la boca y sacó los fósforos. Todo con una extrema tranquilidad, lo encendió, exhaló tímidamente y sintió algo en la boca, era humo, le raspaba, quemaba la lengua, enseguida botó todo aquello con una tos de perro. “Rayos” pensó Alan muy entusiasmado.

Justo en ese instante su madre estaba viendo la teleserie, semidormida.

Para entonces Alan ya se creía todo un experto en el arte de fumar cigarrillos, emocionado se miraba así mismo, fumando cerca de sus compañeros, “sí, Soy el Mejor” pensó mientras se acercaba el mismo cigarrillo a la boca, esta vez, efectivamente le fue más fácil, lo volvió a prender y exhaló, seguido de un lento suspiro “genial”- otra calada, seguida de otra. Mientras lo hacía miraba el humo, le buscaba formas, era divertido para él. Lo apagó a la mitad para luego prender uno nuevo. Alan se puso pensante, se acordaba de cuando él y su amigo Alexis construyeron esa choza, que en realidad ellos lo llamaban “el Refugio”. Ahí se escondían de sus madres cuando hacían alguna maldad, también ahí comían algún pastel o dulce de la ligua que robaban de sus cocinas para comérselo entre los dos, se le vino una imagen a la cabeza, cuando Alexis quedó con la cara llena de azúcar flor, y él no le dijo nada, para que luego lo retaran en la casa, cosa que si ocurrió, Alan al recordar esto soltó una leve sonrisa, ya había pasado mucho tiempo que no pensaba en su amigo. Esta sería una de esas ocasiones en que se escondían y entre los dos compartirían ese cigarro."¿Qué estará haciendo en este instante?-se preguntó.

Alan se puso nostálgico al darse cuenta que ya no tiene amigos, se terminó el cigarro y luego se fue a su casa.

Su madre estaba durmiendo con la televisión muy fuerte, se fue para su pieza sin hacer ruido alguno, pasó por la cama totalmente echa un desastre, abrió la ventana, hacía frío y corría un poco de viento, se veían los eucaliptos de la quebrada mecerse, acompañado por el hermoso sonido de las hojas chocando entre si y la luz anaranjada por el alumbrado, se posó en la ventana, y prendió otro cigarrillo, contemplaba las estrellas acordándose de las jugarretas que antes hacía, pero con un sentimiento extraño que Alan no comprendía en ese entonces, había empezado a dejar de ser un niño aquella tarde.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

israel -

me gusto mucho tu cuento wn, te saliste de tus topicos acostumbrados e hiciste una historia muy digna

te felicito

Ale -

lo encontre bkn wn, claro preciso y atrapante COmo shoro, segun dirian mis burgueses vecinos

cuidate seba nos
estamos comunicando para compartir unas misticas

arroz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres