Blogia
Qui potest capere, capiat

SUBTERFUGIO

SUBTERFUGIO

SUBTERFIO
Cansado, me cuesta respirar, ya no es tan fácil como antes, postrado en esta lastimera cama, de sabanas blancas, con un montón de mangueras que dan a parar a distintas partes de mi cuerpo, una estúpida máquina que a cada rato suena, como diciéndome: aun estás vivo, aun estás vivo…me tiene loco, y para que hablar del putrefacto individuo que está al lado mío, ya no lo soporto, su pestilencia y sus comentarios irracionales; me pregunto yo, ¿a quien rayos le importa saber que es posible atravesar una muralla si los electrones de cada uno de nuestros átomos no chocan con los de la muralla?, ¿de qué mierda sirve saber que es posible que yo valla caminando y de pronto desaparecer y aparecer en Marte, para luego aparecer de nuevo al otro lado de la esquina?. A veces me daba la impresión que me decía esas cosas porque nunca tuvo la oportunidad de expresarlas a alguien que de verdad le interesase; pero no tuve que soportar a mi compañero de sala por mucho tiempo, pestilente y moribundo, un sacerdote vino para darle la extremaunción, partió diciéndole que,“Jesucristo nuestro señor, cargó la cruz por pecados que él no cometió, ahora, cada uno de nosotros carga con su cruz, sabemos lo que él hizo por nosotros, ahora nosotros cargamos con su sufrimiento, no debemos seguir cayendo en pecado, sería burlarse de su castigo injusto…”, pero al llegar a esa parte, mi compañero lo interrumpió, y le dijo. 
-Todos cargamos una cruz, la mía es el saber, saber demasiado, yo sé que esas patrañas no existen, sin embargo, esas patrañas llenan de ilusión al mundo, es tan triste saber que después de la muerte no hay nada, la moral no existe, ni el cielo ni el infierno, sé como demostrarlo, pero ¿de qué sirve demostrarlo?, lo único que conseguiría es provocar el caos, la desesperación y  desatar crímenes horribles.Aunque esa última parte sería ilusa de mi parte, pues el amarillismo al que están sometidas las personas en sus miserables y vacías vidas, no sólo tan vez no me creerían, sino que no les importaría, se olvidan de todo, seres sin memoria y sentimientos reales...Y ¿cuál es su cruz?-le preguntó al sacerdote. 
Apesadumbrado respondió- Parece que cargamos la misma cruz hermano mío…- al decir esto, sombrío y pálido, se retiró de la habitación. 
Pasaron dos días de aquel encuentro, desperté aquella mañana y ahí estaba parado, vestía de negro, tenía un sombrero muy elegante y antiguo, como sacado de Casa blanca, una antigua película yanquee, con el saco en el hombro me dijo: 
 -Por fin despertaste hombre, te estaba esperando para despedirme, me dieron de alta. 
 Somnoliento le dije- Pero que extraño, ayer parecía que te ibas a morir. 
 -Tú sabes, cosas de Dios, uno nunca sabe.- dijo mientras se marchaba. 
 -Adiós.- susurré perplejo por su respuesta. 
Ahora que estoy solo en el cuarto, me siento inquieto, nadie me visita, durante toda mi vida quise estar solo, aparté a mi esposa y a mis dos hijos, lo único que me hacía sentir bien, era fumarme un cigarro con la luz apagada y con la música fuerte, mi esposa odiaba que hiciera eso, así que terminé por dormir en una pieza separado, solo estaba con ella unas horas durante el día, y un par de horas durante la noche, sólo para follar, ni una sola palabra, terminaba y me retiraba a mi cuarto.Mis hijos, siempre me iban a molestar cuando estaba haciendo mis investigaciones del trabajo, terminé cerrando la puerta con llave.Ya no recuerdo cuanto tiempo llevo en esta clínica, postrado. 
Le tengo malas noticias, hemos analizado su caso con la junta de doctores de la clínica, y hemos llegado a la penosa conclusión de que usted está desahuciado, no podemos curarlo, sólo podemos hacer que lo que le queda de vida sea menos doloroso, aunque....- dijo un doctor que de forma imprevista atravesó el umbral de mi cuarto y dudó en continuar.-. 
-Aunque qué? Dígame!  ¿no hay nada más que puedan hacer? Tengo muchísimo dinero 
Mmm…hay un tratamiento, pero es experimental, no sabemos aún sus efectos en una persona. 
¿En qué consiste? 
Es una nueva droga, o más bien una vacuna. 
¿Una vacuna? ¿Contra el cáncer?  Sí, se halló un germen que habitaba en las entrañas de un animal de las profundidades del mar, que fue descubierto hace un par de años en Japón, se ha probado en perros y roedores, y los resultados son excelentes. Este germen se devora las células cancerosas. 
Pues lo quiero, consígame la vacuna 
Bueno señor, seguramente llegará esta semana si hago el pedido ahora.-y se retiró de la misma forma en que entró. 
Pasaron cuatro días desde ese encuentro, el doctor volvió y me dijo. 
Señor, ya tenemos la vacuna, me dijeron que en caso de que un paciente ya sufre de cáncer, es necesario aplicar directo a la zona afectada, en su caso vamos a tener que inyectarla directo a los pulmones y a su cerebro, pero le advierto que los efectos secundarios son desconocidos, podrían causarle ceguera, alucinaciones y fallos motores, entre otras cosas, y en el caso de los pulmones, no podremos inyectarle la vacuna de forma directa, así que se la aplicaremos solo en el cerebro, y esperamos que surta efecto en sus pulmones también, ¿ usted conoce los riesgos? 
Me los acabas de decir imbécil, solo hazlo de una buena vez. 
Bueno, pero necesito adormecerlo, para poder hacerlo, puesto que tendremos que abrirle el cráneo… 
Justo en ese instante aparece la familia, mi familia. 
Espere doctor, quiero hablar con mi familia a solas.-le dije contento por tan inusitada visita. 
Una vez que el doctor se fue, mi esposa me miró durante un instante, sentí vergüenza de mi mismo, acá, todo demacrado, pálido, canoso y bastante pestilente, mientras que ella, seguía tan hermosa como la última vez que la vi, siempre olvido el verdor de sus ojos, que nunca me importan hasta que los miro de cerca, siempre me ponían nervioso, con su vestido rojo, que tanto me encanta, vino con mis dos hijos, no habían cambiado mucho desde la última vez que los vi, tan risueños y felices. 
¿Qué hacen aquí? 
Quisimos comprobar si acá también llueve, pero ya nos vamos….Jajaja, hemos venido a verte, a que otra cosa hemos venir-dijo mi esposa sonriente como siempre. 
Vinieron a reírse de mi desahucio parece… 
No seas idiota, somos tu familia y es nuestro deber verte y saludarte. 
No seas cínica, apuesto a que vinieron a preguntar que parte de herencia recibirá cada uno.Si, traje los planos de tus tierras para ver que parte me toca, yo quiero la casa de París. 
Pues déjame decirte que se las di a uno prostituta que lo hace mucho mejor que tú. 
Y al momento de decir esto, ella me da el beso más tierno que he recibido en mucho tiempo, ella no cambió nada, sigue siendo la única que me soporta. 
Pasamos horas conversando, pero llegó el momento de irse, hacía tiempo que no me sentía tan bien, en eso mi doctor entra a la habitación y me dice: 
Señor, ya conseguimos la vacuna, para eso tendremos que dormirlo, y puede que no despierte más, ¿desea alguna cosa antes de empezar el tratamiento? 
Sí, deseo que empecemos pasado mañana, ya que mañana quiero pasarlo con mi familia. 
Lo que usted diga, pero le recuerdo que el tiempo se acaba- y se retiró de la habitación. 
Que extraño me siento vestido con ropa que no sea de la clínica, por fin, después de largos años encerrado en aquella prisión de paredes blancas y máquinas estúpidas, podré salir y ser un hombre normal, aunque sea por un día, pero debo reconocer la comodidad de no usar ropa interior. 
Por fin llegas, ya se me olvidó donde queda mi casa.-le dije a mi esposa cuando se bajaba de un taxi. 
La quedé mirando durante todo el viaje, siempre fue hermosa, yo eh sido un idiota con ella, no me sorprendería si me dejara… 
Había olvidado lo hermoso que es el mundo, sentir esa brisa que esgrima mi cabello y acaricia mi rostro, el sonido de las hojas de los árboles chocando entre sí, las nubes son tan hermosas como la última vez que las vi, el cielo tan claro y el aire tan refrescante, el sol que irradia mi cuerpo y que me hace sentir vivo, los pequeños pájaros jugueteando en el tendido eléctrico, ¿qué rayos? ¿Cuanto tiempo estuve en esa clínica?, yo no soy de habladurías cursis. 
En la entrada de mi casa, mis hijos me esperaban con los brazos abiertos.¿Tienen un calambre o qué?-le pregunté a mi esposa. 
Jajaja, no tonto, quieren abrazarte. 
Bajé y fui corriendo hacia mis niños. Ese abrazo se me hizo una "aionidad", de pronto, al recobrar la razón, me erguí y le pregunté muy suspicazmente a mi mujer.¿Por qué tanta atención de un día para otro?, si me han dejado solo todo este tiempo. 
Pero, ¿de qué rayos estas hablando?, si nosotros siempre nos hemos preocupado por ti. 
Bueno, no importa, lo importante, es que este puede que sea mi último día de vida, así que vamos a pasarla bien.- todo quedó en silencio, mis hijos me miraban como perro atropellado y mi mujer como si yo fuera un extraño y le hubiera tocado el culo en una micro. 
¿Tienes que decirlo enfrente de los niños? Tarado.- murmuró mi mujer- Niños. No hagan caso, su padre está bromeando. 
Ehhh. ¿Por qué no vamos al cine?-dije para cambiar el tema. 
Nosotros teníamos pensado ir a un parque 
Pffff, que aburrido, no voy a vivir mi último día de vida en un parque, vamos a otro lugar, a uno que valga la pena.  
Luego de discutir 20 minutos, terminamos en el parque. Estuvimos ahí hasta cerca de las 7 de la tarde, nunca me había divertido tanto,  correr, jugar a la pelota, jamás había pasado una tarde entera con mis hijos, me da pena pensar en todo lo que me perdí por estar tan ocupado con mi trabajo. Mi bella esposa miraba sonriente y por supuesto, este día no iba a terminar sin una noche de sexo, pero en eso no voy a entrar en detalles. 
Increíble, no me acordaba lo genial que es hacer el amor.-le dije, pero me percaté que ella ya se había quedado dormida, fue un día exhausto, no la culpo, yo también tengo sueño…  
Señor, ya tenemos la vacuna, me dijeron que en caso de que un paciente ya sufre de cáncer, es necesario aplicar directo a la zona afectada, en su caso vamos a tener que inyectarla directo a los pulmones y a su cerebro….. 
Espere-interrumpí al doctor- ¿Cómo llegué aquí? 
Ehhh ¿se siente bien señor? 
Mejor que nunca, pero respóndame. 
Mmmm. El que usted pierda la memoria, significa que no le queda mucho tiempo, lo someteremos al tratamiento esta tarde- y al terminar de decir eso se marchó. 
Casi dos minutos después que se retiró, mi esposa y mis dos hijos entraron. 
¿Todavía no estas listo?, vístete rápido-dijo mi esposa 
Pero, ¿como rayos llegué aquí?, recuerdo que me quedé dormido en mi casa y luego desperté aquí. 
Cada día estás más viejo.-dijo sonriente mi compañero de habitación. 
No le di importancia, me vestí; me sentía extraño, quizás el doctor tiene razón y estoy empeorando, pero el tratamiento es muy peligroso.. 
¿A donde vamos?- pregunté a mi esposa.- el doctor dijo que hoy me someteré al tratamiento. 
No importa, empezarás mañana. 
Viajamos hasta mi casa en taxi, afuera estaba mi auto, no sé que hora era, creo que eran las 3 de la tarde, mi esposa fue a buscar a mis hijos y luego se subieron al auto. Por suerte aún podía conducir a la perfección. 
Al preguntar a donde vamos me indicaron que a visitar al abuelo, mi padre, este vive al otro lado de Santiago, pero yo no recordaba como llegar, así que nos perdimos. 
Al volver a las 9 de la noche sin poder dar con mi padre, cenamos, los niños se fueron a acostar; quedé sólo con mi esposa, por primera vez tuvimos sexo en el sofá de cuero del living. No recuerdo en qué momento me dormí, pero al despertar me dijo el doctor: 
Señor, ya tenemos la vacuna, me dijeron que en caso de que un paciente ya sufre de cáncer, es necesario aplicar directo a la zona afectada, en su caso vamos a tener que inyectarla directo a los pulmones y a su cere… 
Espere, esto ya no me está gustando, es una broma pesada, ya van dos veces que me pasa- interrumpí al doctor. 
El doctor dio media vuelta y se fue, al rato llegó mi esposa y me sacó de esa prisión de paredes blancas y de molestas máquinas. 
Esta vez no salimos, sólo estábamos en mi casa, vimos una película en familia, cenamos lasaña, mi plato preferido, no recuerdo a que hora me dormí, lo que si sé, es que el vino estaba exquisito. 
Diablos, tengo miedo, no quiero abrir los ojos, no quiero aparecer en la maldita clínica¿Los abro,  no los abro?, pero en algún momento tendré abrirlos, no puedo hacerme el tonto; rayos……Mierd…. Aquí vamos de nuevo. 
Señor, ya tenemos la vacuna, me dijeron que en caso de que un paciente ya sufre de cáncer, es necesario aplicar directo a la zona afectada, en su caso vamos a tener que inyectarla directo a los pulmones y a su cerebro… 
Sí, ya sé, bla bla bla, vallase.-le dije. 
Señor, empezaremos de inmediato el tratamiento, veo que está empeorando. 
Pero, antes, quiero salir con mi familia. 
Eso es imposible, en su condición es peligroso. 
Se fue y apareció mi esposa. 
¿Nos vamos? 
No puedo, el doctor dijo que no puedo salir. 
Pfff, y ¿para que están las ventanas sin protección y en el primer piso?-dijo sonriente 
Así fue casi por un mes, todos los días me iba con mi esposa, despertaba en la clínica y el doctor diciendo siempre las mismas cosas.   
Hasta, que un día… 
En medio de un pequeño partido de fútbol con mis hijos, me tropecé con una piedra y me fui de bruces al suelo, de inmediato, mi familia vino rauda donde yo yacía tumbado. Preguntaron al mismo tiempo:¿Estás bien? 
Estoy bien, es más, ahora que me doy cuenta, estoy mejor que nunca, pero, yo hace un mes no podía siquiera caminar al baño de la clínica, sin embargo ahora, estoy jugando fútbol, explíquenme ¿como alguien con cáncer al pulmón puede jugar fútbol?… 
De inmediato, todo se tornó borroso y cada vez, más oscuro, hasta que perdí el conocimiento, las voces se hacían cada vez más inaudibles, vacías y distorsionadas, hasta in entendibles, luego, me vi envuelto en una oscuridad absoluta, hacía frío, corría viento, pero no se oía nada, era desesperante, trataba de correr, pero a pesar de mi esfuerzo, sentía comos si no avanzara, era como si mis pies se movieran en el aire, como si estuviera en el espacio y hubiera perdido la gravedad que la Tierra me ata al asfalto. De pronto, se prendieron un par de luces que se veían a lo lejos por debajo de mis pies, el suelo que me sostenía desapareció y empecé a caer, me precipité en dirección a las luces, el viento y el vértigo me dejaron sin aliento, un pavor recorrió mi cuerpo, un grito ahogado, un grito que no salía, una angustia, las luces se aproximaban velozmente, no, no eran las luces, era yo quien se dirigía a ellas, de pronto, justo antes de llegar a las luces, escuché algo, unos gritos, unas bocinas, se hacían cada vez mas fuerte...¡¡¡Mierda!!! Me quedé dormido al volante, las luces son las de un camión…Lo siguiente que recuerdo, es mi cara incrustada en el volante, diablos, mi mandíbula inferior está totalmente fracturada, pero no siento dolor, horrendo espectáculo me encontré a mi costado, el cráneo reventado de mi esposa, mis hijos descuartizados y atrapados en una mole de metal retorcido, viseras por doquier, yo también estoy atrapado, no sé cuanto tiempo estuve conciente, lo último que recuerdo es el sonido de la sirena de ambulancias y bomberos a lo lejos, luces rojas recorren el auto y un terrible sudor frío en mi espalda. 
Todo se oscureció, y al instante, una luz blanca que quema mis ojos. 
Era la luz de mi cuartó de la clínica...      
Eso fue lo que me ha pasado desde que vino el sacerdote a darte la extremaunción, hace un mes. 
Jajaja, pues déjame decirte amigo, estás más loco que una cabra. 
¿Por qué lo dices? 
Porque nunca vino un sacerdote, es más, ni siquiera soy tu compañero de habitación, sólo vine aquí porque mi habitación no tiene televisión.¿Has pensado en lo que realmente existe? Tú mismo me has dicho que encontraste contradicciones en tu supuesta realidad.¿Te has detenido a pensar en lo que realmente existe? ¿Has pensado siquiera en eso por un instante? ¿Has pensado en que jamás has salido de esta habitación? En que tal vez ni siquiera estás en ella, en que los sabores  dulces que sientes al morder una manzana, no es porque la manzana sea dulce, sino que es porque se producen reacciones químicas, o mas bien dicho, interpretaciones de tu cerebro de los datos que te entregan tus sentidos, ¿has pensado en que cuando das un paso, no eres tú el que se mueve, sino mas bien, es tu entorno el que se mueve? En que ni siquiera tienes manos y pies, en que eres sólo un cerebro metido en un frasco y que yo ni siquiera existo, que soy creado por tu inconsciente, por tú imaginación, que me programaste para decirte estas cosas? ¿En que nada existe realmente? 
¿Me estás diciendo que todo esto es una alucinación? 
Puede ser, haber dime, ¿como se llamaba tu esposa y tus hijos? 
Ah!, ahora que me lo preguntas, no tengo idea. 
Espérame un poco…  Dr. venga un poco por favor. 
Que se te ofrece. 
Este hombre, ¿tiene cáncer al pulmón y al cerebro?, ¿tiene esposa e hijos? 
Ja!, si tuviera cáncer al cerebro ya estaría muerto, además, no tenemos las máquinas necesarias para mantener vivo a alguien con cáncer a los pulmones, y por supuesto que no tiene familia, este hombre lo trajeron carabineros porque andaba desvariando en las calles del centro de santiago.Él padece un síndrome al que yo llamo, Subterfugio, debido a algo malo que le ha pasado en su vida, su mente suprime esos recuerdos y crea unos nuevos, una especie de evasión de la realidad.. 
Ahora dime tú, ¿como te llamas? 
¿Mi nombre?, es, Sebastián Iriarte, creo. 
Mal, tus credenciales dicen que te llamas Auncán Cañulef y naciste en la región del Bío-Bío, esto es un manicomio, no una clínica. 
¡¡¡Maldición, no les creo!!! Esto no puede estar pasando, yo tengo esposa e hijos, los quiero mucho, tengo muchísimo dinero, tengo propiedad en muchos lugares del mundo y soy reconocido internacionalmente por mis investigaciones sobre las relaciones entre matemáticas y biología.Ya no soporto estar aquí, me voy con mi esposa y mis hijos que, en casa me esperan; bonita broma me han jugado imbéciles. 
Salté por la ventana sin pensarlo dos veces, es de noche; mierda, no estoy en el primer piso, debe ser el octavo, siento la misma sensación de aquel extraño sueño, el viento y el vértigo me sofoca, un sudor frío recorre mi cuerpo, debajo mío, unas luces que se acercan, acá va de nuevo, los gritos que se hacen más fuertes, un estridente bocinazo, el sonido del metal apachurrándose… 
…Estoy de nuevo en el auto, mi mandíbula fracturada, las sirenas a lo lejos, da lo mismo, volveré a despertar en la clínica, pero, hay algo distinto, me duele todo el cuerpo, puedo sentir la sangre brotar tibia y descender fría, mierda, estoy muriendo, mientras que los demás ven su vida pasar por sus ojos antes de morir, yo vi una vida ajena, ¿quien soy?, ¿de donde vengo?, no sé, mierda, de haber sabido, no habría saltado, aunque al menos, ahora sé algo, moriré ahora, se fue el dolor, ¡¡¡MIERDA!!!.  Un día después…  


 ¿Supo lo de ayer doctor? Yo lo vi saltar.


 Sí, es más, lo vi antes que llegara la ambulancia, pobre hombre, debe ser terrible perder la cordura, él nunca se recuperó de aquel accidente automovilístico de hace casi veinte años, siempre creía que su familia lo venía a ver, supongo que no lo soportó más y saltó por la ventana, me dio mucha pena verlo muerto con las manos en una posición como tomando el volante, como si estuviera aún en aquel auto, no soportó mas el peso de aquella cruz;  pero dime tú, ¿por qué estás vestido de doctor?, entrégame el traje y ándate a tu cuarto. 
Pero doctor, este traje es mío, si ya estoy superando mi problema, cada vez digo menos mentiras.
 No seas mentiroso, ese traje es mío y no eres doctor; ¿donde está tu compañero de cuarto?
 Está viendo tele… 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

xarleen -

o.O!
Me encanta, simplemente impresionate ^^
Sabes? No te ha pasado nunca q estas soñando y te despiertas y sigues tu vida, xo resulta q todavia estas soñando y te vuelves a despertar, sabes lo q digo? A mi me paso alguna q otra vez, es bastante acojonante, kizas mientras escribo esto podria... despertar de nuevo.
Bss

p@rI$ -

simplemente la cagaste, igual faltan cosas por pulir pero con el tiempo te vas a ir puliendo, muy bueno el cuento me encanto, harta imaginacion, igual es bueno vivir en ese mundo donde te cuestionas too para encontrar el por k de too, bueno loko bueno too, pero el oro tiene k pasar por muchas etapas antes de serlo, asi k a seguir k tiene mucho talento pa esto me gusto mucho y ojala sigas en esto k parece k realmente te gusta esto...
k la paz de dios y la bendicion sean contigo para siempre...
cuidese
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marianne -

waaaaaa, sal al mundo de una vez, niño por dios!
Hay que pulir más el estilo, creo yo, con práctica, pero alguien con esa imaginación no puede perderse en el mundillo de los blogs!
jajajajajajajajja, me recordó muchísimo el último capítulo de la segunda termporada de House: totalmente traumante!
(eso me recuerda que tengo que verlo hoy)
Muy buen título, además.

Respecto al comentario en mi blog; sí, créeme que lo estoy disfrutando, y bueno, la felicidad será efímera, pero depende de cada uno que dure lo suficiente para que valga la pena, no crees?
Y nada, gracias por el comentario :)
Cuídate tú también.

Adieu!

Tenchi -

Imprimi tu cuento... lo voy a leer cuando vaya al baño xD

xaolin!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres